Psicología y deporte. Introducción

De un tiempo a esta parte se han ido introduciendo en la práctica deportiva aspectos psicológicos que antes no se tenían en cuenta. En la actualidad los deportistas profesionales, de todas las disciplinas, incluyen en sus rutinas de entrenamiento ejercicios que tienen como fin la potenciación de su mente.

Como psicólogo y como modesto deportista popular siempre me ha atraído ese binomio, por otro lado indisoluble, mente-cuerpo cuando se activa en la consecución de un objetivo deportivo del nivel que sea. Y digo “activar” porque cuando cuerpo y mente no van al unísono los resultados pueden ser los no deseados.

A lo largo de casi diez años de participar en pruebas de gran fondo, con y sin dorsal, me he dado cuenta que el deportista popular o amateur ha dedicado mucho el tiempo a la preparación física obviando la preparación mental, tan necesaria en eventos de larga duración. He visto, y a mi también me ha pasado, cómo fondistas con una completa preparación física, abandonan las pruebas con el martilleante pensamiento de “no puedo”. Es evidente que algo está fallando cuando estos deportistas que llevan en su piernas cientos de kilómetros, dietas equilibradas, suplementaciones alimentarias de todo tipo, material adecuado…no alcanzan el objeto de su deseo. Quizá hayan descuidado el aspecto metal.

En estas situaciones, repito también vividas, se plantean preguntas interesantes: ¿Por qué hago deporte? ¿Por qué participo en estas pruebas y no en otras? ¿He calibrado bien el objetivo? ¿Sé cuáles son mis límites o tengo ese pensamiento tan en boga de “No limits“? ¿Combino adecuadamente lo que deseo y lo que puedo? ¿Qué pensamientos me acompañan a lo largo de la prueba? ¿De qué me sirven algunos slogans que no parten de mi experiencia? ¿Qué me pasa con la incertidumbre y con la frustración? ¿Cómo vivo la no consecución del objetivo? ¿Cómo gestiono los momentos de crisis dentro de la prueba? Seguro que los lectores de este artículo podrían poner una larga lista de preguntas; sirvan estas para que seamos conscientes que se dan en nuestra práctica deportiva y que por tanto los aspectos psicológicos han de ser tenidos en cuenta.

Este artículo introductorio y los sucesivos son una manera  de acercar la psicología al deporte popular, sin más pretensiones que fomentar su conocimient así como el debate sobre una actividad que va ganando de manera acelerada peso en nuestras vidas, llegando a ser para algunas personas “una manera de vivir”. Lo escrito responde a teorías nacidas de la psicología del deporte y vivencias personales, pero son, al fin y a al cabo, una construcción particular de vivir la práctica física y su componente psicológica.

Agustín Martínez
Psicólogo

 

3 comentarios en “Psicología y deporte. Introducción

  1. Gracias Jose.
    Me has ayudado mucho a pesar de las pocas veces que hemos coincidido (siempre corriendo). Debemos tener en cuenta que somos un TODO. Mente y cuerpo siempre van unidos. Y algunas preguntas que planteas son imprescindibles para realizar cualquier deporte y para el día a día.
    Un saludo

    1. Gracias Erika por tu comentario…bueno espero que fuera para mi porque en él figura “Gracias Jose”. Seguro que ha sido un lapsus linguae. Bueno y sino va para mi me lo hago mio.

      Un abrazo.
      Agustín

Responder a jugos10.net Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>